sábado, 22 de junio de 2013

Integración Regional

Apuntes sobre la integración en América Latina Abril 2011

Mercosur

En un esfuerzo por superar los años recientes de incertidumbre sobre su rumbo, el Mercosur celebró el cumpleaños número 20 con el relanzamiento de su agenda regional. Mientras negocia intensa y dificultosamente con la Unión Europea un acuerdo que aspira a crear la zona de libre comercio más grande del mundo, el bloque sudamericano fijó sus metas inmediatas por voz de su nuevo Alto Representante, Samuel Pinheiro Guimaraes. Como expresión de un compromiso con la integración energética de los países del Mercosur, para la fecha del aniversario Argentina y Paraguay completaron las obras de Yacyretá, la central hidroeléctrica binacional que comenzó a construirse hace 37 años.


El 26 de marzo, el Mercosur cumplió 20 años como un proceso en construcción, que todavía no alcanzó plenamente su objetivo original de crear una “unión aduanera perfecta” aunque logró avanzar en términos de acuerdos políticos y beneficios comerciales. Entre los principales desafíos del bloque para 2011 se encuentran la incorporación de Venezuela como miembro pleno, bloqueada por el Congreso paraguayo, el postergado acuerdo de libre comercio con la Unión Europea (UE), y la aprobación del Plan Estratégico de Acción Social. Al celebrar el aniversario la presidente Dilma Rousseff aseguró que el fortalecimiento del Mercosur es de “interés prioritario” para el gobierno brasileño como parte de “la profundización creciente de la integración regional sudamericana”.


Poco antes de iniciar oficialmente sus funciones, el flamante Alto Representante del Mercosurinformó al mandatario Fernando Lugo, en Asunción (sede de la presidencia pro témpore del bloque durante el primer semestre de 2011), las prioridades de su tarea para los próximos meses. En ese nuevo cargo, creado en diciembre de 20103, Pinheiro Guimaraes asume como objetivos “orientar el trabajo de elaboración del estatuto de la Ciudadanía de Mercosur, las tareas en el área social, de Unidad de Participación Social, las misiones y las observaciones electorales en los distintos países”. El brasileño, ex funcionario de los gobiernos de Luiz Inácio Lula da Silva, también anunció que su oficina “busca organizar misiones de promoción comercial, de atracción de inversiones y la articulación de los distintos organismos ya existentes del Mercosur”.


El acuerdo con la UE es, precisamente, el principal desafío comercial del Ejecutivo paraguayo a cargo de la presidencia pro témpore del Mercosur. Las negociaciones entre ambos bloques se retomaron en mayo de 2010 y recibieron un nuevo impulso con la visita del Comisario de Comercio de la UE, Karel De Gucht, a Paraguay y Uruguay en febrero de este año. El funcionario europeo explicó que su viaje buscó resaltar la importancia de la participación de los países más “chicos” del Mercosur en las negociaciones birregionales. Sin embargo, el Parlamento europeo emitió ese mismomes un informe crítico en el que se declaró “sumamente preocupado por el impacto en el conjunto del sector agrícola de la UE de un posible acuerdo de asociación con el Mercosur”.

En otro frente estratégico para el bloque regional como es la provisión de energía, los presidentes de Argentina, Cristina Fernández, y de Paraguay, Fernando Lugo, celebraron el 25 de febrero, en la ciudad misionera de Posadas, la finalización de las obras de Yacyretá. La terminación de la represa, que podrá alcanzar ahora el 100% de capacidad de generación de electricidad en la cuenca del río Paraná fue calificada por ambos mandatarios como un símbolo “fundamental” del proceso de integración en América del Sur.

Por su parte, el presidente del Parlamento de Mercosur (Parlasur), el paraguayo Ignacio Mendoza, confirmó que avanza el diálogo con el cuerpo legislativo de la Comunidad Andina (CAN) para conformar el Parlamento de la Unión de Naciones Suramericanas (Unsasur) sobre la base de las estructuras institucionales existentes en ambos bloques. Además, el Congreso de Brasil designará en su próxima sesión la nueva representación de 37 miembros, 27 diputados y 10 senadores del Parlasur.



En colaboración con FES Uruguay

Unasur

El esquema de integración más reciente y ambicioso de América del Sur entró en vigencia en marzo, acompañado por un hecho de alto valor simbólico: la colocación de la primera piedra de lo que será la sede de Unasur. La fecha coincidió, además, con un anuncio de significado político concreto: la nominación de la nueva secretaria general para completar el período correspondiente al ex presidente argentino Néstor Kirchner, luego de su fallecimiento repentino en octubre de 2010. 

El 11 de marzo de 2011 entró en vigor el Tratado Constitutivo de la Unión de Naciones Suramericanas -firmado en Brasilia el 23 de mayo de 20087- luego de que el Congreso de Uruguay lo ratificara en noviembre de 2010, completando el número necesario de nueve (Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela) de los doce países firmantes. La vigencia del tratado permitirá dotar de personalidad jurídica internacional al bloque, un acuerdo de integración de carácter esencialmente político que, por el momento al menos, no está destinado a suplantar a los esquemas regionales vigentes.

En términos simbólicos, el nuevo estado jurídico de la Unasur fue sellado con el inicio de la construcción de la sede del bloque en la ciudad ecuatoriana de Mitad del Mundo, sede del bloque, que llevará el nombre del ex presidente Kirchner. La colocación de la piedra inaugural tuvo lugar durante una reunión extraordinaria de cancilleres y vicecancilleres de los 12 países que integran el organismo, presidida por el presidente ecuatoriano Rafael Correa y con la presencia de Carolyn Rodrigues-Birkett, canciller de Guyana, país que ostenta la presidencia pro témpore del bloque.

Con una solución de compromiso la Unasur designó al reemplazante de Néstor Kirchner en la Secretaría General al aceptar la propuesta de Venezuela y Colombia para compartir los dos años restantes del mandato. La designada para ocupar el cargo a partir de abril (cuando comienza el año administrativo de la Unasur) fue la ex canciller colombiana María Emma Mejía. En 2012 la sucederá el ex canciller venezolano Alí Rodriguez. Ninguno de ellos podrá ser reelegida.


En la cumbre, Ecuador dio inicio a una “campaña” en favor de la aprobación, antes de fines de 2011, del Banco del Sur, cuyo tratado fue firmado en 2009 pero fue ratificado por sólo dos de los siete países que lo integrarían. El canciller ecuatoriano Ricardo Patiño confirmó que su sede estará en Venezuela y que funcionará como el “brazo financiero” del bloque suramericano para impulsar el desarrollo de proyectos económicos y sociales en la región.


Los ministros de Defensa de los países que conforman la Unasur se reunirán el 12 y 13 de mayo en Lima para definir un plan de acción con miras a fortalecer la cooperación, según anunció el ministro de Defensa peruano, Jaime Thorne, que tiene a su cargo la presidencia pro tempore del Consejo Sudamericano de Defensa el bloque. La agenda de trabajo tendrá como eje el Protocolo de Paz, Seguridad y Cooperación, que busca convertir a la región en una zona de paz libre de amarmentisio.Area de Integración ProfundaEn el primer trimestre de 2011 Chile, Colombia, México y Perú dieron impulso oficial a la creación de una zona de libre circulación de bienes, servicios y capitales. El objetivo inicial acordado fue identificar “todos los temas” que permitan “construir la hoja de ruta” del nuevo bloque, que todavía no definió su nombre y que por el momento se conoce como Área de Integración Profunda.

En marzo el presidente peruano Alan García, impulsor de la iniciativa, aseguró que la creación del nuevo bloque económico es una respuesta a la “poca eficacia” de la Comunidad Andina, en vigencia desde 1969. El próximo 2 de mayo los mandatarios de los cuatro países se reunirán en Lima para acordar “una hoja de ruta con metas concretas entre Chile, Perú, México y Colombia […] los países que tenemos tratados de libre comercio o que van a tener; los países que pertenecemos al Apec (Asia-Pacific Economic Cooperation), o que van a pertenecer”. Durante una primera etapa, sin plazos definidos, la secretaría pro témpore quedará en manos de Chile.

Como primera medida concreta del nuevo proceso de integración entre los países andinos, las bolsas de valores de Chile, Colombia y Perú se fusionarán a partir del 30 de mayo, una vez que hayan terminado las fases de prueba. El Mercado Integrado Latinoamericano9 (MILA) será el mayormercado accionario de América Latina en número de emisores, con 560 firmas, y el segundo en capitalización bursátil, con 614 mil millones de dólares.

México y Perú firmaron, además, un acuerdo de integración comercial por el cual se comprometieron a eliminar los aranceles para todos los productos, con algunas excepciones, en un plazo máximo de 10 años. Entre la última década, el intercambio comercial entre ambos creció a una tasa promedio anual de 13%, pasando de 414 millones de dólares a 1.456 millones; se estima que el comercio bilateral se duplicará en los cinco años a partir de la entrada en vigor del acuerdo.

Por otro lado, los presidentes de Chile y Perú decidieron hacer a un lado la demanda marítima de Lima en el tribunal de La Haya y apostar por la integración con Colombia y México, con la que buscan orientar sus economías aún más hacia el Asia Pacífico. En ese encuentro realizado en enero en Santiago, Sebastián Piñera y Alan García firmaron además un acuerdo para implementar un control integrado en los pasos fronterizos de Chacalluta y Santa Rosa con el fin de agilizar los tramites aduaneros





Artículo Nueva Sociedad. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada