viernes, 21 de junio de 2013

Creciente desigualdad de ingresos eleva segregación por barrios en Estados Unido

La tasa de personas de bajos ingresos que viven en barrios pobres creció, al igual que la de adinerados en zonas ricas.


La creciente desigualdad de ingresos experimentada por EE.UU. en las últimas tres décadas ha traído como consecuencia el aumento de la segregación residencial en las principales ciudades del país. Así lo reveló un estudio realizado por el Pew Research Center, el cual muestra que las personas de bajos ingresos hoy viven con mayor frecuencia en los barrios pobres, de la misma forma que ha crecido la tasa de personas de altos ingresos que residen en los barrios ricos. En tanto, las zonas habitadas por la clase media o por personas de ingresos mixtos, que aún siguen siendo predominantes, se han reducido desde 1980.

“El país cada vez más se clasifica por áreas donde las personas están rodeadas por más gente de su propio tipo, si se quiere”, explicó a The Washington Post Paul Taylor, director del Pew Research Center y coautor del informe. Basándose en cifras del censo en 27 de las 30 mayores ciudades de EE.UU., el estudio encontró que el 28% de los hogares pobres en 2010 (con ingresos de menos de US$ 34.000 al año) estaban ubicados en un área de bajos ingresos, frente al 23% en 1980, mientras que el 18% de las familias con altos ingresos (sobre US$ 104.000 anuales) se encontraban en un barrio predominantemente de ricos, frente al 9% hace 30 años.

Estos incrementos, según el estudio, están relacionados con el aumento a largo plazo de la desigualdad de ingresos. Según la Oficina del Censo de EE.UU., la desigualdad de ingresos basada en el Indice de Gini ha aumentado en un 16% en las últimas tres décadas, desde 0,404 en 1980, a 0,469 en 2011. Esto ha derivado en una contracción en la participación de los barrios que son predominantemente de clase media o de renta mixta. Estos cayeron del 85% en 1980 al 76% en 2010. En cambio, ahora hay cada vez más barrios pobres (un 18% del total contra un 12% hace 30 años) y ricos (un 6% frente al 3% en 1980).

Entre las 10 ciudades más pobladas de EE.UU., Nueva York es la urbe donde la segregación de personas de bajos ingresos es más notable: un 41% de ellos vive en un barrio pobre. Con respecto a los altos ingresos, Houston y Dallas, ambas en Texas, se ubican en la parte superior de la tabla, con un 24% y 23%, respectivamente.

El estudio señala que las ciudades con alta segregación suelen ser las que en estos últimos 30 años han experimentado una afluencia masiva de población, como Houston, Dallas o Miami. “El desafío verdadero para el futuro de EE.UU. no es una división racial, sino la división de clases”, dijo al diario The Houston Chronicle Stephen Klineberg, sociólogo de la Universidad de Rice, quien hace 30 años estudia el fenómeno.


























LA TERCERA EDICION IMPRESA | VIERNES 03 DE AGOSTO DE 2012


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada